Saltar al contenido

Cómo quitar las manchas amarillas de los manteles

cómo quitar las manchas amarillas de los manteles
cómo quitar las manchas amarillas de los manteles

¿Han aparecido manchas amarillas en alguno de tus manteles y no puedes deshacerte de ellas? Entonces estás en la página correcta. Aquí vamos a mostrarte una serie de pasos y técnicas alternativas para quitar las manchas amarillas de los manteles, así como consejos para que no vuelvan a aparecer.

Los manteles blancos son unos de los manteles más elegantes en las viviendas, pero suelen presentar un problema muy frecuente, las manchas. El color blanco representa varias cosas, pero sobre todo la pureza. Sin embargo, también es el muy susceptible a presentar manchas o ensuciarse con mayor facilidad.

Es más difícil quitar las manchas amarillas de los manteles cuando ya llevan un tiempo sucios. Por lo tanto, si es una mancha reciente, probablemente te será más fácil poder despedirte de ella. Sea como sea, estos pasos te deberían servir, aunque tengas que insistir un poco más.

Pasos para quitar las manchas amarillas de los manteles

Sigue estas indicaciones para eliminar las manchas amarillas de los manteles:

Prepara los materiales necesarios

Lo que se necesita para llevar a cabo esta técnica es una palangana grande en la que meterememos y lavaremos el mantel, zumo de limón natural (o, en su defecto, un limón que se tendrá que exprimir) y percarbonato en polvo. En este mismo articulo encontrarás productos para que puedas comprarlos online.

Pon agua caliente en la palangana grande

Una vez tengas la palangana grande o un barreño, pon agua. No hace falta que lo llenes al completo, solo lo justo como para poder hacer el lavado de manera apropiada. El agua puedes ponerla a temperatura muy caliente, directamente del grifo de la cocina o el baño.

Mete zumo de limón en el agua

Ha llegado el momento de poner el limón exprimido en el agua. Si tienes zumo de limón natural preparado, puedes añadir un chorrito si el tamaño del mantel no es demasiado grande, o exprimir un limón en su defecto.

Añade percarbonato en polvo

Lo siguiente que necesitas es poner el carbonato. La cantidad adecuada variará según las medidas del mantel, pero dos cucharadas grandes típicas de sopa puede ser suficiente en muchos casos.

Mezcla el limón y el percarbonato en el agua

Mezcla el limón y el percarbonato en polvo en el agua caliente hasta que se disuelvan por completo. Habrá una reacción química producida por el contacto del ácido del limón y el percarbonato.

Sumerge el mantel

Una vez hayas removido la mezcla en la palangana, sumerge el mantel y déjalo cubierto en el agua entre 15 y 30 minutos aproximadamente.

Cuelga el mantel para que se seque

Por último, cuelga el mantel hasta que se seque por completo. Lo ideal es que lo puedas dejar secándose al aire libre mientras está en contacto con el sol.

Productos que te pueden interesar

Otras formas para quitar las manchas amarillas de los manteles

En la actualidad, existen diversas formas de lograr eliminar las molestas manchas amarillas de los manteles. También hay una gran variedad de productos de limpieza y de remedios más naturales que pueden ser útiles.

Si quieres ver alternativas a la propuesta que hemos mostrado anteriormente, puedes echar un vistazo a estos métodos:

Vinagre

Si buscas un truco casero para quitar las manchas amarillas de los manteles, puedes probar de llenar la mitad de una taza de sal y la otra mitad de vinagre, remover la taza hasta que queden bien mezclados.

Cuando esté listo, cubre las manchas con la mezcla durante un período de tiempo de entre 20 y 40 minutos. Para terminar, solo tendrás que hacer un lavado normal del mantel y dejarlo secar para ver el resultado.

Leche

Para todos los manteles de hilo puede que resulte algo difícil eliminar por completo las manchas. A pesar de que muchas personas sepan cómo lavar manteles, en algunos casos la suciedad no desaparece por completo.

Una opción sería verter leche encima de las manchas amarillas del mantel y luego ponerlo al sol para que se seque durante dos o tres horas al sol hasta que se seque.

Entonces, se puede lavar el mantel a mano o en la lavadora para limpiar la leche y comprobar si se ha conseguido quitar las manchas amarillas.

Lejía

Otra de las soluciones que más se llevan para quitar las manchas amarillas de los manteles es utilizar lejía. Para efectuar este método, se deberá mezclar un poco de lejía en agua y dejar remojando el mantel durante un par de horas aproximadamente.

También hay situaciones en las que se podría poner la lejía en la lavadora, en caso de que prefieras lavar un mantel blanco con ropa blanca en la misma máquina.

Usar lejía puede lograr un blanqueamiento total del mantel. Quitar las manchas amarillas de los manteles con lejía es una de las forma más populares. Sin embargo, también puede estropear la fibra del tejido, por lo que te recomendamos probar con alguna otra técnica de las que hemos indicado antes.

Después de dejar en remojo el mantel solo se deberá lavar como de costumbre y, una vez esté totalmente seco, verificar si las manchas han desaparecido.

Origen de las manchas amarillas de los manteles

Las manchas amarillas de los manteles suelen aparecer sin previo aviso. Esto hace que muchas personas, por miedo a mancharlos, los guarden en diversos lugares con el propósito de sacarlos solo para ocasiones especiales y reuniones puntuales.

Pero el hecho de almacenarlos durante mucho tiempo es precisamente la razón principal para la aparición de manchas amarillas de los manteles. Esto ocurre sobre todo si se mantienen en un lugar húmedo, en cuyo caso también se puede llegar a generar moho.

Así que, de cierta forma, es casi inevitable que aparezcan estas manchas amarillas en los manteles blancos. Lo más engorroso es que posiblemente, después de un lavado común en una máquina lavadora, no desaparezca este tipo de suciedad.

Sin embargo, puedes probar alguno de los remedios que hemos listado en esta página para tratar de darle una solución a este problema.

Consejos para evitar manchas amarillas en los manteles

Si en el futuro quieres evitar que aparezcan las manchas amarillas en los manteles blancos, lo más conveniente es que guardes los manteles en un lugar que esté bien seco, donde la luz del sol no le toque de manera directa y donde no haya humedad en el ambiente que lo pueda dañar.

También es aconsejable lavarlo de vez en cuando, por lo que puedes aprovechar esas ocasiones para disfrutar más de las ventajas de usar un buen mantel para mesa. No importa que no sea un día festivo, en tus manos está hacer que cada día sea especial.

Última actualización el 2021-07-30 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados