Saltar al contenido

Decoración con Espejos: Refleja el Mejor Perfil de tu Hogar

decoracion con espejos modernos. Paredes decoradas con espejos
decoracion con espejos modernos. Paredes decoradas con espejos

La decoración con espejos en hogares modernos es clave para adornar el ambiente y dar un toque único a su estilo. El lugar y el modo en que se coloca un espejo puede hacer que te sientas más o menos bien en tu vivienda.

Los espacios pequeños son los que más necesitan tener una decoración con espejos óptima. Además de ahorrar espacio, usar tus espejos decorativos de manera inteligente te ayudará a realzar la iluminación y la profundidad de las zonas reducidas de tu casa.

En este artículo te mostramos las ventajas de la decoración con espejos y consejos sobre cómo colocar tus espejos decorativos para asegurarte de que sacas el máximo partido a los espacios de tu hogar. ¿Nos acompañas?

Ventajas de colocar espejos decorativos en la casa

Para colocar espejos en una casa hay que considerar varios aspectos, especialmente el funcional y el estético. Los efectos ópticos que consigues en un hogar con los espejos no se consiguen con ningún otro elemento. Para aprovechar esta ventaja, hay que colocarlos en los lugares indicados, con la iluminación precisa y acompañados por tonalidades de pintura favorables.

A la hora de colocar los espejos, debemos considerar el espacio y el estilo de vivienda que tenemos y queremos. No importa el tamaño de la casa. Las opciones y versatilidad que brindan los espejos son infinitas. Algunas de las ventajas de su colocación son:

Prácticos y funcionales

Los espejos son prácticos para mujeres y hombres. Los usamos a diario para lavarnos, arreglarnos y vernos antes de salir de la casa. Se pueden tener espejos para sala, para dormitorios, comedores, baños, entradas e incluso pasillos. No hay ningún rincón de la casa donde un espejo no sea útil.

Pero si se abusa de ellos, puede resultar incómodo e incluso agresivo para otras personas, ya que pueden sentirse inseguras u observadas.

Por ejemplo, si tienes un espejo en el recibidor, no es necesario ponerlo en el pasillo principal también, a no ser que sea con fines estéticos bien elaborados.

Aporta luz

Un espejo es sinónimo de luminosidad, especialmente si se coloca frente a una lámpara y refleja su luz. Automáticamente esta se multiplicará y bañará toda la habitación. Si lo prefieres, puedes colocar un espejo en ambos lados de la ventana exterior para que la luz natural llegue con más fuerza y el espacio quede mejor iluminado sin necesidad de usar electricidad.

Las paredes decoradas con espejos son bonitas, pero si están frente a una pared vacía, los espejos no iluminarán tanto. Si quieres añadir más luz, puedes pintar la pared reflejada de algún color muy claro o directamente blanco. Este recurso se aprovecha sobre todo en las casas pequeñas.

Amplitud de espacios

Los espejos decorativos pueden lograr que los espacios pequeños se vean más grandes de lo que verdaderamente son. Si tienes armarios empotrados para ganar espacio en los cuartos, puedes colocar los espejos en las puertas para lograr ese efecto.

También puedes colocarlos junto a las ventanas ocupando una extensión considerable de suelo a techo para que el espejo refleje todo el espacio.

Profundidad y altura

Los espejos nos ayudan a ver un espacio más profundo y largo si los acompañamos de otros espejos de diferente tamaño en la misma pared. De nuevo, este efecto se potencia cuando las casas son más pequeñas. Si tenemos una pared saliente podemos instalarlos, como en el punto anterior, de suelo a techo. Si lo que queremos es más profundidad y, a la vez, más altura, podemos instalar un espejo con cierta inclinación para lograr esa sensación.

Versátiles y variados

La variedad de espejos que ofrece el mercado es enorme. Los hay de todo tipo de tamaños, formas, medidas y calidad para decorar nuestra vivienda y lograr los efectos que hemos comentado anteriormente. Todo son ventajas. Espejos modernos, clásicos, minimalistas, rococós, circulares, rectangulares e incluso hexagonales o acompañados de otros materiales como el metal o la madera son algunos tipos.

Otras aplicaciones de los espejos en decoración

En el punto anterior ya te hemos dado algunos consejos de cómo colocar los espejos para lograr más luminosidad, amplitud, profundidad e incluso altura en casas o espacios algo pequeños. Otros lugares donde se puede utilizar un espejo decorativo son:

– En las escaleras, en la pared que las acompaña, colocados los unos junto a los otros formando una línea inclinada paralela a los peldaños.

– En el baño, disimulando los botiquines y empotrados. Incluso puedes colocar espejos similares frente al lavabo.

– En el jardín en conjunción con el interior, para que no haya gran división entre espacios y se puedan fundir el interior con el exterior.

¿Cómo utilizar los espejos en casa según el Feng Shui?

No podía faltar en este artículo la participación del Feng Shui como agente que busca equilibrio y armonía con el entorno en un estado de bienestar continuo.

Según este arte antiguo, los espejos ubicados de manera correcta en la casa son una vía para reflejar lo positivo y bonito del hogar, además de para desviar energía.

Si estás considerando tener en cuenta esta técnica, puedes intentar colocarlos orientados al Noreste (tu economía se vería potenciada), Este (ventajoso para la familia) y Sur (con el trabajo como principal beneficiado). Eso sí, si la colocación no es la correcta, el flujo energético de tu hogar podría no ser el ideal y las malas energías aparecerían. Una colocación correcta unida a evitar espejos desgastados, viejos, opacos o deformes harán que el equilibrio reine en tu hogar.

De acuerdo al Feng Shui, los lugares más utilizados para ubicar espejos son:

– Baño: la utilidad de un espejo en esta zona de la casa no está en discusión. Además de esto, para el Feng Shui la comodidad es importante. O sea, que de entrada todo va sobre ruedas. Pero, como comentamos anteriormente, la ubicación es importante dentro de esta técnica. Trata de que el espejo esté en un lateral del baño, no frente a la puerta, la cual, por cierto, debe permanecer entornada.

– Vestidor: igual de útil que en el baño, aunque cuidado. Todo lo que se refleja se duplica. Por eso, el espejo debe orientarse a cosas bonitas, ordenadas y no al desorden, suciedad, ventanas sin cortinas, etc.

– Dormitorio: no es aconsejable que el espejo te refleje mientras duermes, ya que el movimiento energético puede importunar tu sueño.

– Recibidor: los espejos deben estar en el lateral de la puerta, no frente a la puerta de entrada. Si lo tienes frente a ella, puedes poner un jarrón o una planta en medio.

La decoracion con espejos está a la orden del día. Funcionales, pero sobre todo estéticos, son elementos que, por sus características, permiten diversidad de formas y sentidos del diseño. Tanto si tienes una casa pequeña como si tienes una grande, una buena colocación de espejos te hará lograr resultados que nunca imaginaste.